miércoles, 16 de enero de 2008

Heroina del Dolor.



Un pañuelo en el suelo, lleno de sangre,
Un beso fue el señuelo y te bastó para amarle,
Ahora, el demonio en sus ojos
Trae a vosotros los días de color rojo;

Aun no te explicas como sucedió,
Pero sin remedio en tu vida se adentró,
Como serpiente que se desliza acechando su presa,
Se deslizó y te engatusó,
Como fauno que ofrece prohibidas cerezas,
Y todo comenzó.

Al principio siempre hubo pasión,
Es cierto que el amor venia del corazón,
Pero tan fácilmente como una pasión entre sabanas nació,
Entre alcohol, insultos y palizas de muerte desapareció…

Contigo se casó y pronto se cansó,
Para castigarlo todo solo eso le bastó,
El trabajo y la falta de dinero lo estresó,
Y todo eso en el tormento lo sumergió…
Y el hombre bueno que en él un día habitó,
Asustado y acobardado se marchó,
Con alcohol intentó olvidar,
Pero eso solamente provocó,
Que en su conciencia pudiese alternar,
Odio, a quien solamente quería amar.

Heroína del dolor,
Engañada por el falso amor,
Hazte un lugar entre estrellas,
Habita siempre en el firmamento,
Descansa ya entre ellas,
Mas no te quedes sin aliento…

Deja que parta tu alma, ofrécele paz y calma…

Autor: Pedro Manuel Carmona Romero.

1 comentario:

LadyLuna dijo...

Si me permites que te lo diga... Este poemas es, creo recordar, el que más me ha conmovido. Refleja una realidad infernal de una manera impresionante.
Tqm nene^^